MST

Reseña del libro MST: simiente de la vida y la esperanza

6 de Enero de 2009 | 

de Aleida Guevara, Ocean Sur, 2008 por Gabriel Caparó, periodista cubano


Uno cree escuchar a João Pedro Stedile, frase a frase, mientras lee su hablar de pueblo, sus certeros señalamientos, sus denuncias, sus sueños. Uno se imagina al ideólogo mayor del brasileño Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra gesticulando, dibujando en el aire sus respuestas a Aleida Guevara en el libro MST: Simiente de la vida y la esperanza (Ocean Sur, 2008). De sus casi doscientas páginas es imposible salir indiferente; tal vez ni siquiera se sale del todo, porque allí dentro se develan las claves de las más feroces luchas que los desposeídos han tenido y tendrán que librar en pos de la supervivencia en el planeta. La tierra despierta en este libro. Stedile sonríe e invita a caminar.

Como fundador del Foro Social Mundial, no solo recorre en este libro la evolución del MST, sino que con maestría coloquial nos permite entender la realidad económica agraria de Brasil y su evolución tras el impacto del neoliberalismo, y aun va más lejos: con una sencillez demoledora traza un mapa de los mecanismos de dominación transnacional a nivel planetario. He ahí el valor de este libro: viaja de lo local a lo global y viceversa. No debería sorprendernos, porque este economista ha entregado todo en la lucha de los trabajadores rurales por alcanzar una estructura productiva autónoma, libre de ataduras oligárquicas, así como una plena soberanía alimentaria. Lo conocemos además, por su incansable alegato contra los productos genéticamente modificados, sobre todo cuando estos condicionan el modelo agrario al punto de que el trabajador queda atorado en una dependencia cercana a la esclavitud. No debería sorprendernos entonces, y sin embargo, lo logra.

¿Es Brasil un gran exportador de soya? ¿Lucha el MST por alcanzar la reforma agraria? Preguntas simples, que nos provocarían una inmediata respuesta afirmativa, son diseccionadas rigurosamente por João Pedro Stedile, y al cabo, parecería que la realidad no es tan simple como parece. Este líder nato pone el mundo patas arriba, para que podamos entenderlo un poco mejor.

Del MST, de su mística sorprendente, su descomunal estructura y su futuro, se conversa en este libro, que tras su entrevista a Stedile, inaugura una segunda parte con varias experiencias de vida y de lucha al interior del movimiento, además de una mirada a sus centros de capacitación. Al recorrerlo, se revela cómo ocurre el proceso de toma de tierra, las fases de un asentamiento, la incesante lucha comunicativa a pesar los grandes medios, el despliegue formativo que el movimiento se ha propuesto creando una poderosa infraestructura educacional, el papel de las iglesias, y la esperanza de miles y miles de campesinos que intentan no solo sobrevivir, sino subvertir el modelo neoliberal y construir las bases de una sociedad más justa.

La voz es autorizada, la experiencia merece respeto. Ya lo decía Fernando Martínez Heredia:
 
“El Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra de Brasil es ejemplar entre esos movimientos, por sus logros en luchas y en convivencia, sus tácticas originales y sus análisis de las situaciones, su sagacidad política, su democracia interna, su mística, su arte de ser a la vez local, brasileño e internacionalista. En un país que en el 2000 tenía un 48% de pobres, un 15% de desempleo y un 25% de informales en su población económicamente activa y un 25% de viviendas precarias, el MST lleva veintiún años de combate por la reforma agraria, caminando cuesta arriba, siempre hostigado y con decenas de mártires, exigiendo y construyendo. Hoy cientos de miles de personas viven en sus asentamientos o en la fase previa de campamentos, y el MST goza de un inmenso prestigio nacional”. («El Che y el Movimiento Sin Tierra», 2005)

Temas pendientes para la izquierda latinoamericana y mundial, como la articulación eficaz de experiencias, la ejecución de estrategias que la ubiquen más allá de la defensiva, la movilización/desmovilización en el recorrido histórico de un proceso, el enfrentamiento a las intensas campañas mediáticas de tergiversación y desprestigio, la factibilidad del empleo de la violencia o la desobediencia, la horizontalidad en el ejercicio del poder y cómo incorporar a las nuevas generaciones, entre otros muchos, se remueven inquietos a lo largo de casi doscientas páginas que nos proveen de una mirada capaz de sumergirse al interior del MST, pero también al interior de otras experiencias revolucionarias, en otras latitudes.

La esperanza cruza este libro varias veces, muchas veces. Las voces que de él surgen, voces de pueblo siempre, apuestan por un nuevo ascenso del movimiento de masas tras una coyuntura de reflujo y desmovilización provocada, entre otras causas, por la irrupción de algunos gobiernos de rostro progresista que se han esmerado en las promesas. Es por eso que el MST no ha sido solo una solución para las miles de familias brasileñas que no cuentan con una esquina de tierra para alimentar a sus hijos, sino también ha sido una propuesta, una práctica concreta capaz de alimentar teorías y mostrar a los que gobiernan, cómo deberían gobernar mejor. Haciendo, muestran cómo debería hacerse; caminando, proponen un camino.

He ahí la similitud del MST, por poner un ejemplo, con los zapatistas: transformando el mundo, indican al mundo un cauce para que cada cual se levante; alzando la voz, han enseñado al mundo a escuchar y a voltear la mirada hacia donde no parecía haber nadie; construyendo sus propias comunidades, transgreden la teoría y nos enseñan que no hay que esperar porque aparezcan soluciones desde donde no hay interés por la igualdad, la justicia, la libertad plena.

Uno cree escuchar la conversación de João Pedro Stedile, de los otros compañeros y compañeras del MST, ante las preguntas con que Aleida los convoca. Detrás, Zapata y el Che. No hay manera de salir de este libro sin quedarse un poco; sin quedarse, además, comprometido con este proyecto, rotundamente antimperialista y antineoliberal.

MST: Simiente de la vida y la esperanza, contiene varios anexos, con documentos históricos, que complementan una mirada a uno de los movimientos populares más exitosos, masivos y longevos. Aleida Guevara ha logrado un compendio valiosísimo no solo de esta experiencia rural brasileña que apuesta por la vida, sino de los intereses del capitalismo neoliberal, autor las más despiadadas estrategias de explotación que, de seguir su rumbo, pondrán en peligro a toda la especie humana.


Gabriel Caparó  
Periodista cubano

-------------------------------------

Foto del producto
MST. Simiente de la vida y la esperanza

Aleida Guevara March

Entrevista realizada por Aleida Guevara a João Pedro Stedile, ideólogo mayor del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra de Brasil, donde se abordan la estructura, la evolución, los desafíos y conquistas de uno de los más longevos movimientos populares de nuestro continente. Los testimonios aquí presentes no solo profundizan en las luchas por la supervivencia de los más humildes, sino también por la subversión del modelo neoliberal y las despiadadas estrategias de explotación capitalista a nivel global. Más información sobre este libro »


Noticias y reseñas

Enlaces