Los estudiantes de la universidad de Puerto Rico, en huelga por una educación para todos

Puerto Rico es Latinoamérica

2 de Junio de 2010 | 

Entrevista al periodista puertorriqueño Roberto Ramos Perea: «Hermanos latinoamericanos, necesitamos que estén enterados sobre lo que sucede aquí. Yo creo que esa es la mejor forma de solidaridad que se nos puede ofrecer como pueblo»


«Ante la necesidad de apoyo y solidaridad, principalmente de países latinoamericanos en la lucha contra la opresión y falta del transparencia del actual Gobierno, es necesario recordar que, pese a estar regido por un sistema colonialista de Estados Unidos, Puerto Rico forma parte de la región». Así lo señaló el periodista puertorriqueño Roberto Ramos Perea, quien en entrevista concedida a teleSUR se refirió a la casi nula cobertura mediática sobre la huelga que mantienen, desde más de treinta y cinco días, estudiantes de la Universidad de Puerto Rico en rechazo al incremento de la matrícula y el recorte presupuestario para esa casa de estudios.

Ramos Perea consideró que es necesario que Latinoamérica, Europa y la comunidad latina en Estados Unidos posean información sobre la actual situación en Puerto Rico, para que así puedan ofrecer solidaridad al pueblo puertorriqueño que, según dijo, es víctima de un Gobierno opresor y corrupto.

«Si Latinoamérica se entera de lo que aquí pasa, va a ser muy difícil que las cosas puedan empeorar. Por eso es que necesitamos ese apoyo de Latinoamérica, que se enteren a través de Internet, que sean difusores de la situación de Puerto Rico, porque es una situación que nos afecta a todos. Puerto Rico es Latinoamérica, no podemos olvidarnos de eso», dijo el periodista puertorriqueño en su diálogo con teleSUR.

A más de treinta y cinco días de huelga, los estudiantes ratifican que se mantendrán en las calles ¿A qué cree usted que se deba esta determinación?

—Hay un alto sentido de dignidad en el movimiento estudiantil puertorriqueño, que toda la sociedad puertorriqueña está sintiéndolo como verdadero, como un movimiento de identidad. Los estudiantes están llevando adelante una revolución que es histórica en este momento en Puerto Rico, y es la exigencia de una salubridad administrativa que no hemos tenido en los últimos dos años del nuevo Gobierno de Luis Fortuño. Ese es un Gobierno que se ha caracterizado por ser opresivo, complicado en todos los aspectos que tienen que ver con las finanzas públicas y que ha mantenido, por debajo de la mesa, muchísimos acuerdos para beneficiar a contratistas, empresarios y multinacionales.

»Todo ese enjambre de mafias está afectando a la sociedad puertorriqueña de muchas maneras. Los estudiantes han exigido claridad en el uso de los fondos de la universidad pública, han exigido que no se les aumente la matrícula, han exigido una participación activa en todo lo que tiene que ver con la administración y el gobierno universitario, y el Gobierno ha respondido con tortura, persecución, maltrato, abuso policíaco. Hemos tenido el horrible incidente de presenciar en la televisión nacional cómo un estudiante es torturado por la Policía de Puerto Rico de manera pública, con tres golpes de picana eléctrica.

»Así que imagínense cómo se está sintiendo la sociedad en este momento».

¿En qué medida la estrategia de las autoridades coloniales de alargar la solución del conflicto podría lograr, como se pretende, el cansancio, desmoralización y desaparición de los estudiantes para que acepten?

—La administración de la Universidad de Puerto Rico y el Gobierno de Puerto Rico no tienen ningún interés en que el problema se resuelva porque, según ellos creen, mientras más se alarga el problema, más se debilitan los movimientos estudiantil y sindical, pero lo que está pasando es todo lo inverso. Mientras más se dilata, el movimiento estudiantil se fortalece, el movimiento sindical se une, todos los sectores culturales, cívicos, sociales e intelectuales de nuestra sociedad se están uniendo en apoyo a los estudiantes.

»Lo que tenemos en Puerto Rico es, prácticamente, un levantamiento que hasta este momento ha sido pacífico por parte de la oposición, pero por parte del Gobierno no ha sido pacífico para nada. No son buenos los augurios, no es bueno lo que parece que se va a vislumbrar en el futuro cercano, pero por eso mismo es que el movimiento puertorriqueño de resistencia a este Gobierno, que está encabezado lógicamente por los estudiantes de la universidad, yo sé que va a tener sus frutos a la larga.

»Tarde o temprano el Gobierno no le quedará más alternativa».

Esta huelga se inició contra el recorte presupuestario a la universidad, pero, ¿qué más nos pudiera estar revelando esta situación ante la realidad colonial de su país?

—Bueno, estamos gobernados por una familia que pretende adueñarse de todo lo que es el Patrimonio Nacional mediante privatizaciones, ventas de contrato e influencias. Ese es el panorama que tenemos y que lamentablemente se va a prolongar mientras continúe este Gobierno que es, literalmente, fascista y, en muchos sentidos, opresor y que pretende la perpetuación de la colonia de Puerto Rico como “propiedad” de Estados Unidos.

¿A qué manos habrán ido a parar los 120 millones de dólares de déficit que enfrenta la universidad y sobre los cuales los estudiantes exigen claridad?

—Muy fácil, están en los bolsillos de los contratistas que han trabajado para la universidad, en los bolsillos de aquellos amigos de los gobernantes que, de alguna manera, a través del cambio de contrato, reciben prebendas por debajo de la mesa de todo lo que la Universidad de Puerto Rico tiene como patrimonio económico. Por eso es que los estudiantes están exigiendo claridad en los libros.

»Tenemos funcionarios que ganan más de 100 mil dólares al año trabajando para la Universidad de Puerto Rico, mientras les están regateando las becas a los estudiantes. Así, que se pueden imaginar dónde está todo ese dinero».

Roberto, esta rebelión estudiantil no está en la agenda de los grandes medios de comunicación como las manifestaciones de estudiantes opositores en Irán o Venezuela. ¿Qué hacer ante tanto silencio, qué recomienda?

—Precisamente eso ha esquisado el esfuerzo que yo, personalmente, he tratado de realizar con diversos mensajes que he enviado a través de Internet. A nosotros en Puerto Rico nos interesa, particularmente, una difusión internacional de la situación actual del país, necesitamos la solidaridad latinoamericana, europea, incluso la solidaridad de las mismas comunidades latinas de Estados Unidos, de Centroamérica, las antillas. Necesitamos que todo el mundo sepa lo que aquí sucede.

»En la medida que todo el mundo sepa lo que sucede en Puerto Rico, nuestra tarea, nuestra revolución pacífica va a ser muchísimo más llevadera. Como dije antes, los augurios no son buenos, tenemos un Gobierno terriblemente represor, pero de todos los aspectos de nuestra sociedad, la cultura, la academia, los estudiantes y la oposición política, necesitamos ese apoyo internacional.

»Si Latinoamérica se entera de lo que aquí pasa, va a ser muy difícil que las cosas puedan empeorar. Por eso es que necesitamos ese apoyo de Latinoamérica, que se enteren a través de Internet, que sean difusores de la situación de Puerto Rico, porque es una situación que nos afecta a todos. Puerto Rico es Latinoamérica, no podemos olvidarnos de eso.

»Nosotros somos, por invasión, una colonia de Estados Unidos, pero nuestro corazón y nuestra alma, nuestra esencia y nuestra identidad son Latinoamérica. Por eso, hermanos latinoamericanos, necesitamos que estén enterados sobre lo que sucede aquí. Yo creo que esa es la mejor forma de solidaridad que se nos puede ofrecer como pueblo».

El cantautor cubano Silvio Rodríguez dice que la huelga estudiantil escribe una página histórica en su país. ¿Qué cree al respecto?

—Obviamente el movimiento estudiantil nos está dando una gran lección a todos, nos está enseñando cómo se hace una revolución y estamos dispuestos a aprender de esa manera. Me alegro mucho de que Silvio, a través de sus canciones y mensajes, sea una de las figuras más solidarias de nuestra lucha. Ciertamente es un orgullo para nosotros que Silvio cuenta con Puerto Rico en su corazón.

 

Tomado de teleSUR



Noticias y reseñas

Enlaces