Evo Morales

Prólogo del libro "Bolivia en los tiempos de Evo"

6 de Enero de 2009 | 

"Bolivia en los tiempos de Evo. Claves para entender el proceso boliviano" de Hugo Moldiz, por el politólogo cubano, Roberto Regalado.


Prólogo

 

Entre la octava y la novena décadas siglo XX, un «siglo corto» al decir de Hosbawm, se cierra una etapa y se abre otra en la historia de la humanidad, y dentro de ella, en la historia de los pueblos de América Latina. Sucumbió el sistema de relaciones internacionales cuyo eje era la pugna entre dos «polos», con un inmenso «Tercer Mundo» en medio. Se desplomó debido a que el pilar de uno de ellos, llamado a resolver las contradicciones sociales de todo el orbe, no pudo seguir posponiendo el estallido de las que generó dentro de sí. No es que el sobreviviente goce de fortaleza y salud, sino que posee una fórmula, de duración limitada, para descargar las suyas sobre el resto del planeta. Esto le permite «robarnos tiempo». Es difícil desentrañar el signo dominante de la nueva época, o quizás sea prematuro para hacerlo: ¿avanzaremos hacia el socialismo o la barbarie? Eso depende en gran medida de nosotros; el problema es si nos percataremos a tiempo.

En América Latina, el correlato de estos cambios es que se cerró una etapa en la cual muchos esperábamos que la ruptura violenta y tajante con el sistema de dominación, protagonizada por la Revolución Cubana, fuese recreada del Río Bravo a la Patagonia, con las variaciones y adecuaciones derivadas de las características de cada país; y se abrió una nueva etapa en la que lo predominante es la lucha popular contra el neoliberalismo y los triunfos electorales cosechados por fuerzas de izquierda y progresistas. Las victorias de candidatos presidenciales ubicados dentro de ese espectro son las de Hugo Chávez en Venezuela (1998, 2000 y 2006), Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil (2002 y 2006), Tabaré Vázquez en Uruguay (2004), Evo Morales en Bolivia (2005), Daniel Ortega en Nicaragua (2006), Rafael Correa en Ecuador (2006) y Fernando Lugo en Paraguay (2008). A ellos se suman tres gobiernos del Caribe: los de Dominica, Guyana, y San Vicente y las Granadinas.

Muchas cosas han cambiado en el mundo, pero otras no cambian. A diez años de la elección del primer presidente de izquierda en esta nueva etapa histórica, la de Hugo Chávez en Venezuela, y con siete experiencias de gobiernos de izquierda y progresistas de «carne y hueso» en pleno desarrollo, en América Latina salta de nuevo a primer plano un tema que algunos creían sepultado o, dicho con mayor propiedad, querían sepultar: la diferencia entre gobierno y poder. Es que la izquierda latinoamericana opera una maquinaria estatal originalmente diseñada para serle inaccesible, que en esta nueva etapa fue rediseñada para que su acceso a ella no le permitiese utilizarla contra el capital y a favor del pueblo.

Nada más lejos de la intención de estas palabras que hacer una lectura nostálgica y pesimista de la situación la izquierda latinoamericana. Es una situación novedosa que debemos comprender para salir triunfantes de ella: antes, la izquierda luchaba por el poder desde la oposición; hoy, tiene la posibilidad de luchar por el poder desde el gobierno. La cuestión radica en si existe la voluntad y la capacidad para hacerlo, o si se prefiere el camino «fácil» de administrar la crisis del capitalismo y así colaborar con el reciclaje de ese sistema. Esta es la disyuntiva a la que se enfrentan los nuevos gobiernos latinoamericanos de izquierda y progresistas. Dentro de cada uno de ellos se libra una intensa lucha política e ideológica entre los que tienen y los que no tienen esa voluntad y esa capacidad revolucionaria. Cada uno de ellos está escribiendo su propia historia y, al hacerlo, acumula experiencias positivas y negativas que, más temprano que tarde, despejarán la incógnita común de si avanzaremos hacia el socialismo o la barbarie.

En este contexto se inserta el libro Bolivia en los tiempos de Evo: claves para entender el proceso boliviano, del periodista, escritor y, por sobre todo, militante de izquierda, Hugo Moldiz. Quienes día a día seguimos, con gran admiración, respeto y espíritu solidario, la marcha del complejo proceso político boliviano necesitábamos un texto como este, que arroja luz sobre la crisis del Estado, el despertar protagónico e irreversible de los excluidos, la construcción de su propio «instrumento político» en respuesta a la crisis del sistema de partidos, y la lucha un bloque nacional-indígena-popular y un bloque imperial-burgués-colonial, cuya esencia es el enfrentamiento entre un proyecto fundacional, de una nueva Bolivia, y un proyecto refundacional, mediante el cual las clases históricamente dominantes aspiran a recuperar el terreno perdido y eternizarse en el poder.

Este un libro útil y oportuno, que rebasa con creces los objetivos enunciados por el autor, porque no solo permite conocer y comprender la complejidad y la riqueza de la Revolución Democrática y Cultural encabezada por el primer presidente indígena de la historia de América Latina, Evo Morales, sino también aporta elementos que ayudan a desentrañar la situación en que se encuentra el conjunto de la izquierda latinoamericana. Con otras palabras, este análisis de la experiencia singular de Bolivia aporta a la comprensión del proceso general por el que atraviesa la izquierda latinoamericana.



Noticias y reseñas

Enlaces