Para el investigador Héctor Díaz Polanco, en el Che Guevara se expresaban las cualidades del revolucionario integral Foto: José Carlo González

Presentan el libro "Otra vez", sobre segundo viaje del Che por América Latina

19 de Junio de 2008 | 

El imperio sigue viendo al Che como enemigo de la injusticia: Díaz Polanco


A 80 años de su nacimiento, Ernesto Che Guevara sigue teniendo una "vigencia extraordinaria, contra viento y marea, contra deformaciones y manipulaciones de su figura y de su obra, contra las calumnias del imperio y sus corifeos, quienes siguen viendo en él -y con toda razón- al formidable enemigo de la injusticia en donde quiera que se produzca".

 

Así habló la noche del viernes, en la embajada de Cuba, el investigador Héctor Díaz Polanco, quien participó en la presentación del libro Otra vez (Editorial Ocean Sur), del Che, diario de su segundo viaje por Latinoamérica y que no concluyó porque, una vez relacionado con un grupo de revolucionarios cubanos en México, partió a la isla para derrocar a la dictadura de Batista.

 

En la presentación del libro y la inauguración de una exposición fotográfica en homenaje al Che y al héroe independentista cubano Antonio Maceo, también participó el embajador de Cuba en México, Manuel Aguilera de la Paz, quien dijo:

 

"El Che nos convoca, nos inspira y representa la fe en el futuro, en el mejoramiento humano, en que el hombre, algún día, dejará de matar y explotar a otros hombres para definir en paz y armonía, en justicia, un mundo mejor, que es posible."

 

Antes, el diplomático cubano había definido al Che Guevara como un "hombre excepcional, con cualidades extraordinarias pocas veces vistas juntas en una sola persona". Y agregó:

 

"El Che era ante todo un luchador incansable por la justicia, por cambiar el mundo. Era un hombre consecuente, fiel a sus ideas, de pensamiento profundo y de acción, un intelectual y un hombre práctico, ordenado y tan valiente en sus ideas como en sus hechos."

 

Héroe, intelectual y práctico


Lo planteado por Aguilera de la Paz se complementaba con lo dicho por Díaz Polanco, quien entre otras cosas, en un texto de 11 cuartillas titulado La gestación del Che Guevara, había destacado que en él se expresan las cualidades del revolucionario integral.

 

"Hay que combatir -propuso Díaz Polanco- la idea del Che sólo como un héroe, un santo, un hombre de grandes virtudes, pero de escasa preparación y poco dado al estudio, a la reflexión. O la versión de que era un hombre de acción, no de pensamiento. Nada más falso. Lo demuestran los enormes estudios del Che, antes y durante la guerra revolucionaria."

 

Y Díaz Polanco recordó que, una vez alcanzado el triunfo, Guevara entró en una frenética actividad en la que combinaba las responsabilidades institucionales como funcionario del gobierno revolucionario, con estudios diversos, en particular de ciencia económica.

 

"Otro tópico de los enemigos del Che: era un hombre decidido, pero poco práctico y sin ningún interés en la eficiencia, la productividad: no era terrenal. Otra equivocación."

 

Y el investigador volvió a recordar que Guevara llegó a convertirse en uno de los grandes teóricos sobre la teoría del valor, los métodos económicos, los sistemas de presupuesto/financiamiento, entre otros conocimientos.

 

El Che, agregó, estaba pendiente de la eficiencia y la productividad, como lo ha dicho Fidel Casro, quien, por ejemplo, en 1987 propuso la lectura de los textos económicos del revolucionario argentino-cubano.

 

También participó en la presentación del libro Jesús Escamilla, del Movimiento Mexicano de Solidaridad con Cuba, quien leyó una declaración en la que se exige la liberación de "cinco cubanos presos políticos en Estados Unidos", de quienes el 4 de junio se acaba de dar un dictamen cuestionable en una corte de Atlanta y cuyos nombres son: Ramón Labañino, Fernando González, Antonio Guerrero, Gerardo Hernández y René González.

 

La exposición fotográfica, con más de 40 imágenes de diversos lugares de la isla, tomadas durante más de una década por Alfredo Duque, puede verse en el vestibulo del consulado cubano, a un lado de la embajada (Mazarik 554, Polanco).

 

Noticia aparecida en La Jornada, México



Noticias y reseñas

Enlaces