La investigadora cubana María del Carmen Ariet presentó su libro sobre el pensamiento político del Che Guevara

Para acercarnos al pensamiento del Che

7 de Octubre de 2010 | 

Presentado en La Habana el libro El pensamiento político de Ernesto Che Guevara (Ocean Sur, 2010), de María del Carmen Ariet


En la mañana de este jueves 7 de octubre —vísperas del aniversario 43 de la captura de Ernesto Che Guevara en Bolivia, y de su posterior asesinato—, fue presentado en La Habana el libro El pensamiento político de Ernesto Che Guevara (Ocean Sur, 2010), de la investigadora cubana María del Carmen Ariet.

“Al Che hay que redescubrirlo y descubrirlo, para que las nuevas generaciones conozcan el legado de su pensamiento, que fue uno de los grandes de Latinoamérica. Y en estas fechas, el compromiso es mayor”, expresó Ariet a un numeroso público reunido en el Centro de Prensa Internacional, en la capital cubana.

Ante la presencia de Aleida March, compañera del guerrillero e intelectual argentino, de los comandantes Víctor Dreke (Moja) y Oscar Fernández Mell (Siki) —compañeros del Che en la guerrilla congolesa—, de familiares de los cinco cubanos antiterroristas presos en los Estados Unidos, de miembros del cuerpo diplomático acreditado en Cuba y de representantes de organizaciones políticas y culturales de América Latina y el Caribe, fue presentado este volumen que expone un estudio general sobre el pensamiento político de Ernesto Guevara, en el que se reseñan etapas definitorias de su vida y obra que validan su amplia formación marxista.

Acompañaron a la doctora Ariet como panelistas el investigador cubano Jacinto Valdés-Dapena —coautor del prólogo del libro— y Alfonso Fraga, secretario general de la OSPAAAL, organización que con esta presentación comenzó la jornada de actividades por su 45 aniversario.

Según Fraga, la motivación esencial para marcar este inicio de celebraciones «es que el legado político, revolucionario e internacionalista del Che ha sido y será fuente de inspiración permanente para quienes en África, el Medio Oriente, Asia, América Latina y el Caribe hemos militado a favor de las mejores causas de la solidaridad tricontinental».

Para el también profesor Jacinto Valdés-Dapena, El pensamiento político de Ernesto Che Guevara es un libro que «examina y aprecia, con profundo sentido histórico y lógico, los orígenes de la formación, desarrollo e integralidad del pensamiento marxista del Che». En sus páginas «se abordan las formulaciones teóricas esenciales acerca de la lucha revolucionaria en Cuba, América Latina y África», así como «los rasgos principales de la concepción acerca del poder político y las especificidades de la construcción del socialismo en Cuba: sus retos y desafíos».

«Acceder a este texto —prosiguió— nos hace evidente que la obra revolucionaria del Che posee un valor excepcional en el mundo posterior al desarrollo del derrumbe del socialismo en Europa del Este y la URSS, de la posguerra fría y el neoliberalismo».

Según Valdés-Dapena, uno de los principales logros de este libro es «conocer el pensamiento del Che a través de sus propios textos, estructurados y presentados de una forma creadora y original». Agregó que a través de sus páginas podremos acercarnos a «las cualidades excepcionales del jefe militar y teórico de la guerra de guerrillas, el dirigente revolucionario, el estratega político y el economista» que fue Guevara, a «la enorme significación que el Che adjudicó al internacionalismo revolucionario», y a la manera en que «percibió en fecha temprana las vulnerabilidades y debilidades que se expresaban en los países socialistas del este de Europa y la URSS», entre otros muchos temas.

El pensamiento político de Ernesto Che Guevara se divide en tres grandes bloques: “Etapa formativa de su pensamiento político”, “El desarrollo y la multiplicidad de su pensamiento político” y “Che constructor (1961–1965): particularidades políticas”. Incluye además varios anexos. En el libro se logra proyectar su obra política con rigor y desde su propia obra con un sentido abarcador de sus formulaciones teóricas esenciales acerca de la lucha revolucionaria en Cuba, América Latina y África.

Su autora agradeció a Aleida March, directora del Centro de Estudios Che Guevara, «por su colaboración permanente» para tener acceso al archivo personal del Che y así concretar este y otros libros —«ya vamos por dieciséis»— con los que Ariet ha estudiado rigurosamente la vida y obra del revolucionario argentino-cubano. «Sin Aleida March no hubieran sido posibles las investigaciones, el doctorado, el ordenamiento cronológico y temático de la obra del Che».

La doctora aclaró: «Soy una investigadora que escribe, no una escritora que investiga, por lo que siempre pienso que estoy en deuda. Por supuesto que el deber se impone y se hace necesario no guardar las experiencias y conocimientos acumulados, y se impone escribir».

María del Carmen Ariet partió de explicar la etapa formativa del Che —«sorprendente desde todo punto de vista»— y su «paulatino radicalismo, para entender su compromiso con la lucha revolucionaria y más tarde su entrega a la construcción del socialismo» en Cuba. «El concepto filosófico en la obra del Che es columna vertebral en todas las ramas de su pensamiento. A partir del estudio de la filosofía se acercó al marxismo y al antodigmatismo», agregó.

Dijo que «fue una sorpresa» cuando descubrió que «Ernesto Che Guevara comenzó a escribir un diccionario filosófico a los diecisiete años», ejercicio que «mantuvo a lo largo de su vida. ¡Tremenda tarea!». En ello ayudaron «sus viajes a América Latina, con los que no solo conoció el continente, sino fue creando un sentido de pertenencia latinoamericano». En ese proceso se produce «su radicalización política», en la que influyó mucho «su encuentro con Fidel Castro».

El pensamiento político de Ernesto Che Guevara es una manera de «acercarnos al legado, al ejemplo y a la eterna presencia del comandante Ernesto Che Guevara», concluyó.



Noticias y reseñas

Enlaces