La hija del Che en Chile

8 de Mayo de 2013 | 

"Lo que ha sido asombroso es el fenómeno Che, su vigencia, su presencia en las nuevas generaciones"


Por Juan Jorge Faundes

 

 

A veces los hombres grandes tienen que sacrificar las cosas más simples de la vida y más hermosas porque saben que tienen que hacer algo mucho más importante para otros seres humanos, y ese desprendimiento es lo que nos hace sentir que mi papá es un hombre muy especial, por tanto, lo amamos. 

 

Aleida Guevara March

 


Por estos días mi vida ha dado un vuelco. Por un lado, logré el grado de magister en Literatura Latinoamericana y Chilena en la USACH. Y cambié de trinchera: de escritor me troqué en empresario librero. Mi estreno fueron las Ferias del Libro del Día de la Poesía en el Patio Bellavista, la Feria de Lo Barnechea, y la Feria del Día del Libro, de nuevo en el  Patio. Esta semana me ha correspondido ser anfitrión de la pediatra, documentalista y escritora Aleida Guevara March, hija del Che,  para su visita a Chile, en mi condición de gerente y representante legal de la importadora y distribuidora de libros El Retorno a Itaca que representa en este país a la editorial australiana Ocean Sur. Esta lleva adelante, en español e inglés, el Proyecto Editorial Che Guevara en conjunto con el Centro de Estudios Che Guevara de La Habana. La hija del Che realiza esta gira por Colombia, Chile y Argentina en homenaje al aniversario 85 del natalicio de su padre, el revolucionario latinoamericano Ernesto Che Guevara, a conmemorarse el próximo 14 de junio. Aleida es la mayor de cuatro hermanos del matrimonio entre el Che y Aleida March.


Hace varios meses que veníamos preparando la instalación de la Editorial y la venida de Aleida y lo que ha sido asombroso es el fenómeno Che, su vigencia, su presencia en las nuevas generaciones como un mito que algo de mucho valor tiene que decir, que aportar, a los jóvenes, trabajadores y movimientos sociales de hoy. En la tarea de producción de la agenda bastaba decir Aleida, la hija del Che, para que las voluntades de autoridades universitarias, académicos, jóvenes, organizaciones sociales, de trabajadores se sumaran con entusiasmo a la iniciativa. El eco en la web social y en los medios periodísticos ha sido similar: noticias, solicitudes de entrevistas, reuniones. Los escasos días de Aleida en Chile, han sido realmente pocos para el interés generado.


Es extraordinaria la obra del Che que está saliendo a la luz a través de Ocean Sur y cuyo peso me ha tocado verificar físicamente porque aunque suene rimbombante, soy un gerente y representante legal de una empresa que se está haciendo a pulso y he tenido que asumir los roles de cargador, bodeguero, tramitador de documentos, vendedor, productor y relacionador público, en una suerte de proceso de auto-acumulación primitiva capitalista en el que el empresario y su familia son al mismo tiempo los proletarios. Sin duda ya llegará la hora de contratar personal externo, pero mientras, sobre mis hombros han pasado (fraccionadas en cajas por supuesto) más de dos toneladas de libros entre los que se cuentan las 425 páginas de Che Guevara Presente. Una antología mínima;  las 320 páginas con más de 200 fotos de Che desde la memoria;  América Latina. Despertar de un continente (495 páginas, también del Che);  Notas de Viajes, diario en motocicleta, la crónica en que se basó Walter Salles para su película, 168 páginas y 24 fotografías prologadas por su hija Aleida; Otra vez, diario del segundo viaje por América Latina;  en fin, miles de páginas con sus escritos de juventud, memoria histórica, de filosofía, de economía, de política; sus diarios de la sierra Maestra, Congo, Bolivia.


Un libro en especial está presentando Aleida, que antes de venir a Chile estuvo en Colombia y en la próxima semana seguirá a Buenos Aires, Evocación. Mi vida al lado del Che, escrito por su madre, Aleida March, la segunda esposa del Che, y que muestra a ese Ernesto Guevara de la Serna esposo, padre, compañero, amigo, que a través del mito del guerrillero heroico sólo podemos adivinar.


Aparte de la obra del Che, Ocean Sur tiene otros proyectos que incluyen la obra de Marx y Engels, de Fidel Castro y ensayos de cientistas políticos como el cubano Roberto Regalado con títulos como América Latina entre siglos. Dominación, crisis, lucha social y alternativas políticas de la izquierda. También ensayos que analizan los procesos de Cuba, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Bolivia, Chile, etc.


Al verme rodeado de todos estos autores y títulos no puedo sino evocar aquellos días de septiembre y octubre de 1973 cuando nuestras bibliotecas, ante los continuos allanamientos, debieron vaciarse de todo este material, entonces criminal y subversivo, e inmolarlos en hogueras clandestinas en patios, chimeneas o estufas de nuestras casas, o sepultarlos bajo tierra, o memorizarlos como en Fahrenheit 451, la novela del  escritor estadounidense Ray Bradbury publicada en 1953, cuyo título se refiere a la temperatura en la que se inflama y arde el papel de los libros. Esta novela inspiró la película homónima (1966) dirigida por François Truffaut.

 

 

[Tomado de la revista Punto Final, Año 47 No. 780 - 3 al 16 Mayo 2013, p. 9]



Noticias y reseñas

Enlaces