Lo que más ha llamado la atención es la amplitud y la variedad de títulos del pensamiento revolucionario latinoamericano

Un espacio para el pensamiento revolucionario latinoamericano

25 de Agosto de 2010 | 

Declaraciones del intelectual y escritor boliviano Hugo Moldiz, a propósito de la presencia de Ocean Sur en la XV Feria Internacional del Libro de La Paz


Este año, por primera vez, la editorial Ocean Sur ha estado presente con muchos de sus títulos en la Feria Internacional del Libro de La Paz, que comenzó el pasado 18 de agosto y se extenderá hasta el día 29. En esta breve entrevista, el escritor boliviano Hugo Moldiz calificó de «exitosa» la asistencia de la editorial latinoamericana y destacó la «sorpresiva» visita al stand del vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera.

«En menos de una semana —relató Moldiz—, el stand de Ocean Sur ha concentrado la atención de las miles de personas que han visitado la feria, entre ellas del vicepresidente del Estado Plurinacional, Álvaro García Linera, quien de manera sorpresiva hizo su ingreso al pabellón de la editorial y solicitó varios libros».

En el año 2009, Ocean Sur publicó el libro Las vías de la emancipación. Conversaciones con Álvaro García Linera, en el que Pablo Stefanoni, Franklin Ramírez y Maristella Svampa establecen una serie de diálogos con el intelectual boliviano, que comenzaron meses antes de que llegara a la vicepresidencia del país andino.

A la XV edición de la Feria Internacional del Libro de La Paz, la editorial latinoamericana arribó con títulos de su catálogo que han sido muy solicitados, como El diario del Che en Bolivia (2007), Notas de viaje (2007, crónica en la que se basó Walter Salles para realizar el filme Diarios de Motocicleta), El socialismo y el hombre en Cuba (2007), El Gran Debate. Sobre la economía en Cuba (2007), Fidel Castro. Antología mínima (2008), Retos de la transición socialista en Cuba (2008), Ernesto Che Guevara (2009, libro de la colección Vidas Rebeldes) y Bolivia en los tiempos de Evo (2009), entre muchos otros.

También se presentan novedades del 2010 como El pensamiento político de Ernesto Che Guevara, Filosofía y revolución en los años sesenta, Reflexiones, así como el recientemente presentado Vilma Espín. La flor más universal de la Revolución Cubana, entre otros.

«Lo que más ha llamado la atención —destacó Hugo Moldiz— en los hombres y mujeres, jóvenes, adultos y ancianos que pasaron por el puesto de Ocean Sur en la feria boliviana, es la amplitud y la variedad de títulos del pensamiento revolucionario latinoamericano».

El también periodista y comunicador social, opina que la Feria Internacional del Libro de La Paz tiene un gran impacto sobre la sociedad en su país: «debe ser la más importante de las que se realizan en Bolivia, sin desmerecer el aporte de las ferias de los departamentos de Cochabamba y Santa Cruz». Según su criterio, varios factores explican esta importancia: «es la primera feria de esta naturaleza en el país desde hace quince años», además de «la permanente innovación de sus organizadores en términos de diseño, la invitación de destacados intelectuales del mundo entero y la masiva asistencia de la población».

¿Qué opina de la asistencia de Ocean Sur a este evento?

—La importancia de la presencia de Ocean Sur en la XV Feria Internacional del Libro en La Paz surge del momento histórico por el que está atravesando Bolivia a partir de enero de 2006, cuando por vez primera un indígena —Evo Morales— asume la presidencia del país con una perspectiva revolucionaria. Esto ha posibilitado que se abra nuevamente una diversidad de espacios para las múltiples expresiones del pensamiento revolucionario, y que destacadas figuras de la teoría y la práctica revolucionaria latinoamericana como Fidel Castro y Ernesto Che Guevara —cuyos aportes adquieren una dimensión universal— sean nuevamente leídos, estudiados y analizados desde las condiciones objetivas y la subjetividad del siglo XXI.

»En las viejas generaciones, la motivación está en recrear el pensamiento de estos revolucionarios a la luz de las nuevas experiencias emancipadoras; mientras que en las nuevas generaciones la búsqueda de esta literatura política se entiende por la necesidad de encontrar las causas que han llevado a los pueblos a luchar contra todas las formas de dominación y explotación desde una mirada más amplia, históricamente hablando».

¿Es el Che Guevara un autor difundido o leído hoy entre la juventud boliviana? ¿Existe interés por entrar en contacto directo con su obra?

—El Che siempre provocará en Bolivia afectos y rechazo. No hay juventud, urbana o rural, que no se sienta atraída por el Guerrillero Heroico. Si bien la imagen del Che ha sido reducida a la de un guerrillero —en parte por la propia construcción colectiva desde la izquierda—, se abren cada vez más espacios, políticos y académicos, para conocer otras dimensiones de su pensamiento: económico, cultural, político y filosófico. Eso implica conocer al Che en un contexto histórico, estudiar sus aportes, su invalorable sentido de la crítica radical al orden vigente y la vigencia de su pensamiento.

LAS CURVAS DE LA REVOLUCIÓN

Hugo Moldiz es, además de corresponsal de agencias internacionales de noticias, profesor universitario, abogado y master en relaciones internacionales. Es director del semanario boliviano La Época, miembro del Consejo Editorial de la revista de análisis político Contexto Latinoamericano y colaborador de la publicación América XXI.

Como miembro del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Bolivia y de su expresión legal, Patria Socialista Multinacional-Movimiento Guevarista (PS-MG), integró el equipo de intelectuales orgánicos que se sumó a finales de los años ochenta a la construcción y fundación del Instrumento Político, antes Asamblea por la Soberanía de los Pueblos (ASP) y ahora Movimiento Al Socialismo (MAS). Fue asesor de varias comisiones de la Asamblea Constituyente de Bolivia, que aprobó la nueva Constitución en el 2007.

Moldiz es un tenaz estudioso de las relaciones entre América Latina y los Estados Unidos. Recientemente ha publicado varios artículos y entrevistas donde denuncia no solo la «desestabilización sistemática y silenciosa» que el país norteño tiene como objetivo en Bolivia, sino además una «confrontación directa» con el gobierno de Evo Morales.

En el pasado mes de marzo se presentó en La Habana su libro Bolivia en los tiempos de Evo. Entonces declaró que su país estaba «a las puertas de un salto histórico poscapitalista».

Medio año después, ¿cómo aprecia ese “salto”? ¿Más cercano o lejano?

—De todos los nuevos procesos revolucionarios que andan hoy en América Latina, la revolución boliviana es la que mejores condiciones objetivas tiene para avanzar hacia una sociedad no capitalista, aunque con un período de transición que seguramente será más largo de lo que los clásicos pudieron pensar. Hay vigorosos movimientos sociales, una memoria larga que facilita la reestructuración del tejido social comunitario de alcance anticolonial y anticapitalista. A esto hay que sumarle una derecha derrotada política, militar, moral y electoralmente.

»Lo que sin embargo complota contra ese “salto” es la ausencia de ciertas condiciones subjetivas que han retrocedido en los últimos meses, aunque a la vez existe la confianza de que se trate de una suerte de “reposo del guerrero”. Las revoluciones no tienen un camino lineal sino lleno de curvas y muchas de ellas muy accidentadas».

Como comunicador, ¿qué opinión tiene de la labor realizada por Ocean Sur en la difusión editorial del pensamiento revolucionario?

—Los aportes de Ocean Sur me parecen extraordinarios. Las publicaciones que tiene hasta ahora ayudan a recuperar la memoria histórica en un mundo en el que, por efecto de la poderosa industria cultural, hablar de lo que pasó hace veinte años ya es hablar de prehistoria. Entonces, experiencias como las de Ocean Sur forman parte de esas múltiples iniciativas de información contrahegemónica que debemos cuidar y fortalecer.



Noticias y reseñas

Enlaces