Entrevista realizada a Nadia Bunke acerca de las mentiras vinculadas a la trayectoria revolucionaria de Tania

28 de Agosto de 2017 | 

Entrevista realizada a Nadia Bunke por Christoph Wiesner y publicada por el diario berlinés Junge Welt el 7 y el 8 de marzo de 1998, bajo el titulo “Mi batalla por la verdad”, acerca de las mentiras vinculadas a la trayectoria revolucionaria de Tania


PREGUNTA (P): En septiembre de 1997, Aufbau Verlag publicó un nuevo libro sobre Tania. ¿Cuáles son las objeciones que usted plantea al libro del escritor uruguayo José A. Friedl Zapata?

 

RESPUESTA (R): En el libro se destacan toda una serie de errores, denigraciones de la peor especie y falsedades evidentes. La tesis de fondo sostenida por el autor es que Tania debió haber sido una agente triple sin escrúpulos. Tania debió haber estado al servicio lo mismo del espionaje cubano, que de los órganos de seguridad de la RDA, además de los de la Unión Soviética.

 

Los Servicios de Seguridad de la RDA no poseen documento alguno con el nombre de Tamara Bunke.2 Sin embargo, su nombre es mencionado por lo menos en dos ocasiones por Günter Männel, ex oficial de los órganos de seguridad de la RDA. Männel huyó a Occidente el 29 de junio de 1961 (sólo pocas semanas después de partir Tamara hacia Cuba), después que le abrieron dos expedientes disciplinarios por embriaguez y acoso sexual. Tamara partió el 9 de mayo de 1961 desde el aeropuerto de Schonefeld3 hacia Argentina, vía Cuba, y acudimos a despedirla mi hijo y yo. Ella había nacido en Argentina y automáticamente tenía la ciudadanía de ese país. Deseaba unirse a la lucha del Partido Comunista de Argentina, prohibido por la ley y obligado a trabajar en la clandestinidad.

 

Según Männel, Tania, por el contrario, había abandonado el proyecto de regresar a Argentina y deseaba establecerse en Cuba y solicitar la ciudadanía de ese país. La última frase del protocolo es sintomática: “después de la traición de Männel dejó de perseguirse ese objetivo”. El contacto con los Servicios de Seguridad de la RDA se interrumpió de una manera recíproca desde el momento de su partida hacia Cuba.

 

También la acusación de haber trabajado para el KGB carece de todo fundamento. Fui personalmente a Moscú, donde me entrevisté con el Jefe de la Oficina de Prensa de los servicios para el Exterior de la Federación de Rusia4 y con el oficial de los Servicios soviéticos que durante mucho tiempo atendió el continente americano. Este último me aseguró, por escrito, que Tamara Bunke nunca había colaborado con los Servicios soviéticos.5

 

Este oficial, con 33 años de servicio activo, expresó estar dispuesto a declarar ante el tribunal, de ser necesario.

 

P: ¿Qué apoyo ha recibido de las autoridades cubanas en su investigación?

 

R: Por suerte, los amigos cubanos me han ayudado muchísimo. De no haberme ayudado ellos, hubiera sentido temor de ir a Moscú. Antes en Moscú me sentía como en mi casa, de hecho, durante cinco años fui Jefa de la Oficina de Intérpretes del Ministerio de Comercio Exterior. Pero hoy, en la nueva situación política, Moscú se ha convertido en una ciudad muy peligrosa. Por eso le agradezco a los cubanos el haberme dado albergue, haberme recibido en el aeropuerto y acompañado a donde quiera que pedí ir. Los cubanos han llevado a la práctica el ejemplo de lo que debe ser el internacionalismo.

 

P: La acusación de haber sido una agente triple no constituye, sin embargo, el único elemento de crítica al libro en cuestión. ¿Hay otras afirmaciones en el libro que no responden a la verdad?

 

R: Por supuesto. El libro contiene tantas falsedades y difamaciones, que no podría enumerarlas todas. Zapata afirma, por ejemplo, que los Servicios de Seguridad del Estado (de la antigua RDA) habían hablado con nosotros, los padres de Tamara, y que nosotros no habíamos objetado nada al trabajo de Tamara para esos Servicios. Y no sólo eso, sino además, que nuestra casa había sido utilizada para realizar las “reuniones conspirativas”. Si nosotros en realidad hubiéramos estado informados de la presunta colaboración de Tamara con la STASI, nos hubiéramos cuidado de darle a la STASI nuestro consentimiento, simplemente porque sabíamos que nuestra hija deseaba colaborar con el Partido Comunista de Argentina. Estábamos muy preocupados, pues temíamos que tarde o temprano fuera arrestada. Si se hubiera conocido su colaboración con la STASI, ¿qué hubiera sido de ella?

 

La segunda cuestión que critico del libro de Zapata, y que me hiere personalmente, es su alusión a la educación que los padres (en especial la madre, como subraya el autor) habían dado a Tamara desde edad temprana. Términos como “subversión” y “revolución mundial” debían
haber quedado impresos a la fuerza en el cerebro de la niña. Tamara debía haber asistido, además, a las reuniones del Partido Comunista de Argentina y debía haber presenciado fuertes debates. Esto es simplemente increíble. Ante todo, las reuniones mencionadas se efectuaban de noche, después de las nueve, cuando los niños ya llevaban durmiendo varias horas y, además, por razones obvias de vigilancia revolucionaria, debíamos tener el cuidado de que nada relacionado con estas reuniones llegara a conocimientos de nuestros hijos para evitar que ellos, sin darse cuenta, dejaran escapar alguna alusión peligrosa en la escuela.

 

Además, Zapata escribe que Tamara odiaba a sus padres por haberla obligado a abandonar Argentina y seguirlos a la RDA. Por supuesto, Tamara se sentía bien en Argentina y hubiera continuado viviendo en ese país, pero igualmente se interesaba por el proyecto de construcción del socialismo en la RDA. Desde la primera reunión de la Juventud Libre Alemana (FDJ)6 en la que participó, Tamara se contagió del entusiasmo e hizo todo por quemar etapas y convertirse en miembro de la FDJ. Esto lo logra en septiembre de 1952, inmediatamente después de inscribirse en la escuela superior “Clara Zetkin” y no en 1955, como quiere hacer creer Zapata. También se hace miembro del Comité de Amistad Alemano-Soviético (DSF), de la Sociedad para el Deporte y la Técnica (GST), donde practicaba equitación y tiro al blanco, y del grupo deportivo empresarial Stahl (acero). Estaba, en fin, involucrada en múltiples actividades sociales.

 

En 1956, después de recibir su título, se mudó a Berlín para trabajar en el Ministerio de Relaciones Exteriores. Lo mismo en ese período, que en los sucesivos, cuando se convierte en presidenta de los pioneros, y luego, cuando se inscribe en la Universidad Humboldt, muchas veces fungió como intérprete y acompañante de delegaciones suramericanas. Aquí vale la pena citar una anécdota emblemática. Un suramericano residente en París debía viajar a Berlín. “¿Cómo harás sin conocer a nadie?”, le preguntaron. “No hay problemas, basta con pronunciar la palabra ‘Tamara’ y alguien se ocupará de mí”. Y era literalmente así. En más de una ocasión, a Tamara la levantaron para que ayudara a jóvenes suramericanos que no conocían una palabra en alemán, y sólo habían pronunciado su nombre.

 

Cuando a los 18 años la aceptaron como candidata al Partido Socialista Unificado de Alemania (PSUA), en la ciudad de Eisenhüttenstadt (actual Stalinstadt), Tamara logró convencer a la dirección del Partido de su propia madurez política, de modo que el período de admisión se redujo excepcionalmente de dos años a uno. Era la primera vez que eso ocurría: una alumna podía participar en las reuniones de la célula del Partido creada para los profesores, en igualdad de condiciones.

 

Zapata escribe, además, que me había casado en Alemania durante el nazismo, que mi marido había sido separado de la escuela debido a mi origen judío y que nos vimos obligados a pasar a la clandestinidad. ¡No es cierto! Sencillamente, para que eso no ocurriera, evitamos casarnos en la Alemania nazi. Llegamos a Argentina el 19 de diciembre de 1935, e hicimos rápido los trámites necesarios y nos casamos en Buenos Aires, el 26 de diciembre de ese mismo año.

 

P: El libro de Zapata tiene en la cubierta el título: Tania, la mujer que el Che Guevara amó. Desde hace decenios andan circulando rumores de que Tania era la amante del Che Guevara. ¿Zapata aporta elementos que apoyen esa tesis?

 

R: ¡En lo absoluto! En todo el libro la única alusión que aparece es una frase a medias sobre el tema, cuando se refiere al viaje del Che Guevara a la RDA, en una visita que duró dos días. Como presidente del Banco Nacional de Cuba, el Che Guevara visitó, primero, Leuna7 y luego, Lipsia. 8

 

En Lipsia sostuvo un encuentro con estudiantes cubanos y latinoamericanos. A ese encuentro el Comité Central de la FDJ había enviado a su propio representante, quien fue acompañado por Tamara Bunke, en calidad de intérprete. De Lipsia, el Che Guevara viajó a Berlín, donde firmó algunos acuerdos comerciales, y de allí partió en tren hacia Polonia. En el libro mencionado se afirma, sin nada que lo pueda probar, que en aquella ocasión probablemente Tamara tuvo relaciones íntimas con el Che Guevara, ¡nada más que una frase a medias! En todo el libro no se habla más de ese tema: sólo en esta frase a medias y en el título. Por supuesto, también esta calumnia carece de la más mínima prueba.

 

En compensación, no hay personaje alguno que no sostuviera con Tamara relaciones amorosas: un cubano del consulado en Praga, un pintor emparentado con el Presidente de Bolivia, el Jefe de los Servicios de Información del Palacio Presidencial, el Primer Secretario de la Embajada de Argentina e incluso fue vista muchas veces en compañía del presidente Barrientos... En fin, Tamara es presentada por el autor como una agente secreta fría, calculadora, sin escrúpulos ni sentimientos, que cambiaba de amantes con más frecuencia que de blusa, a su conveniencia. Él no podía imaginar que Tamara Bunke, o bien Laura Gutiérrez Bauer, nombre que Tamara utilizaba en Bolivia, poseyera cualidades y capacidades diferentes a las que él describiera. Tamara se ganaba la simpatía de sus interlocutores por su personalidad, por la alegría de vivir propia de una mujer joven y atractiva, el conocimiento de varias lenguas, su interés por el folklore, la arqueología y la etnología. Ella supo ganarse muchos amigos que valoraron sus cualidades y trataron de ayudarla. Pero el señor Zapata no estaba, evidentemente, interesado en buscar el testimonio de esas personas.

 

P: Pero, ¿son nuevas esas calumnias y difamaciones?

 

R: No, desde hace 30 años aparecen constantemente, pero son repetidas hasta el cansancio en nuevas versiones. La prensa reaccionaria inició muy pronto su campaña de difamación, es decir, a partir de principios de marzo de 1968, cuando comenzaron a aparecer en la prensa cubana los primeros artículos sobre el sacrificio de la heroica revolucionaria Tania la guerrillera, compañera de lucha del Che Guevara. El primero en escribir fue el ya mencionado Männel, oficial tránsfuga de la STASI, quien en Welt am Sonntag9 escribió que el Che Guevara no solo apreciaba a Tania por sus capacidades militares, sino también por las femeninas, y que los servicios de seguridad soviéticos se habían aprovechado de esto para ponérsela en los talones y eso debía haber ocurrido en 1961 (porque sólo a partir de esa fecha Tania fue a Cuba). En 1961, el Che Guevara era Ministro de Industria:10 ¿por qué los soviéticos tendrían que meterle en las costillas una espía para poderlo controlar? Como quiera que sea, fue a partir de 1968 que la prensa reaccionaria comenzó a difundir esos rumores difamatorios. Antonio Arguedas, exMinistro del Interior de Bolivia11 denunció durante una conferencia de prensa en La Paz (aproximadamente en 1969-1970), que la CIA lo había obligado a circular en la prensa oficial boliviana artículos de ese corte.


En esos trabajos, Tania se describe como la triple agente secreta y amante del Che. Sólo a partir de esa fecha aparecen artículos similares en Observer (Gran Bretaña), New York Times (USA) y también en periódicos de Brasil, Finlandia y otros países.

 

P: El 23 de diciembre de 1997 usted logró, mediante demanda presentada ante el Tribunal de Berlín, que la difusión del libro se prohibiera. ¿Cómo se llegó a esa sentencia y cuáles fueron las motivaciones sobre las cuales se basó?

 

R: El 15 de agosto de 1997, después que se anunció la publicación inminente del libro, envié al editor Aufbau-Verlag 12 un análisis detallado sobre la carencia de fundamentación de la obra de Zapata. En mi carta puse en guardia al editor de que publicaría, en forma de libro, la recopilación sistemática y embellecida de todas las calumnias que habían sido publicadas por la prensa reaccionaria durante los últimos 30 años contra la memoria de mi hija y que, de hacerlo, estaría obligada a actuar por vías legales. Evidentemente, el editor no tomó en consideración mi carta. Fue por eso que, en septiembre de 1997, el libro se puso en circulación. Después que mi abogado, el doctor Christian Scherz, solicitó en vano que se retirara el libro del mercado, fue fácil obtener, sobre la base de hechos y pruebas presentadas en el juicio, una sentencia favorable para nosotros.

 

La sentencia se dictó el 23 de diciembre y me supo a un grato regalo de Navidad. Esta prohibió publicar 14 afirmaciones de diversa índole so pena de pagar una multa de 500 000 marcos o reclusión por seis meses. La prohibición abarca las alusiones a la triple agente, al matrimonio, a la educación de mis hijos en el odio, etcétera.

 

P: ¿Y ahora cómo piensa proceder?

 

R: Antes de que se pronunciara la sentencia, la editorial había prácticamente agotado la tirada (con excepción de 75 copias). ¡Tanto veneno había sido difundido contra la memoria de mi hija y contra mí!

 

Pero la editorial aceptó la sentencia. Mientras viva continuaré defendiendo con todas mis fuerzas el honor y la dignidad de mi hija. Esta es mi batalla por el respeto a la verdad. El único libro sobre Tania que se redactó con respeto a la verdad fue publicado por Militärverlag en la RDA: Tania la guerrillera, de Marta Rojas y Mirta Rodríguez Calderón.13 Ha alcanzado ya la séptima edición, se ha traducido a nueve lenguas y publicado en doce países. En marzo de 1998, el editor Dietz Verlag publicará una edición actualizada y ampliada con importantes anexos.

 

P: En la RDA existían más de 200 brigadas juveniles, grupos femeninos, jardines de la infancia y escuelas que llevaban el nombre de Tamara Bunke. ¿Cuántos de ellos han sobrevivido después de la anexión por parte de la RFA?

 

R: Según los datos que conozco, queda sólo uno: se trata del círculo juvenil de Berlín-Friedrichshain.14 Los restantes fueron rebautizados o bien ya dejaron de existir. Pero eso no debe hacer que se olvide lo mucho que aún se recuerda a Tamara Bunke. Muchos me preguntan todavía hoy si estoy emparentada con Tamara Bunke: un taxista, la camarera de un bar, el médico de un hospital... Me hace bien al corazón constatar que mi hija no ha sido olvidada.

 

Son muchos los colectivos y las instituciones que llevan el nombre de Tamara Bunke o Tania la guerrillera, en Cuba. También en Bolivia muchos niños llevan el nombre de Tania o de Ernesto. Yo conozco por lo menos a tres familias en las cuales dos niñas llevan el nombre de Tania y de Tamara. En Nicaragua y Chile, y quizás en algún otro lugar, existen instituciones que llevan su nombre.

 

P: En 1997 fueron recuperados los restos del Che Guevara y de seis de sus compañeros de lucha. ¿Qué sucederá con los restos mortales de Tania cuando los localicen?

 

R: Las excavaciones en Bolivia se llevaron a cabo durante, aproximadamente, 600 días hasta recuperar los restos del Che Guevara y sus compañeros. Estos fueron llevados a Cuba y sepultados allí. Yo también he delegado en los cubanos la investigación, recuperación e identificación de los restos de Tamara.15 Mi más sincero deseo es que Tania sea sepultada en Cuba.

 

En el Mausoleo de Santa Clara, donde yace el Che Guevara, se han preparado 38 nichos, igual al número de guerrilleros caídos en Bolivia, entre los cuales está el de Tania.

 



Noticias y reseñas

Enlaces