Dio Chávez a la región expectativas de futuro

23 de Mayo de 2013 | 

Información ampliada acerca de las intervenciones en la Mesa Redonda "El legado de Hugo Chávez"


Por Ciro Pérez Silva

 

Con la llegada de Hugo Chávez al gobierno de Venezuela Cuba dejó de ser ese faro solitario en la lucha por la emancipación de los países de América Latina. Hoy se puede hablar de un antes y un después en la historia latinoamericana, a partir de la aparición en la escena política internacional del fallecido comandante venezolano, convinieron los expositores de la mesa redonda El legado de Hugo Chávez, que tuvo lugar en el auditorio Ricardo Flores Magón de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

 

La relación de Hugo Chávez con Cuba nos llevó a un nivel nunca antes pensado, nos llevó a un nivel de integración que nunca ha tenido Cuba con ningún otro país, refirió el embajador de la isla en México, Dagoberto Rodríguez Barrera. Hombres como Chávez no mueren: se siembran, dijo a su vez la embajadora de Argentina en México, Patricia Vaca Narvaja, parafraseando a la presidenta de su país, Cristina Fernández.

 

Durante su intervención ante un auditorio que lució lleno de estudiantes de distintas facultades, el coordinador de Opinión de este diario, Luis Hernández Navarro, destacó que la fotografía de Hugo Chávez que sirvió para promover esta mesa redonda lo define. Se refería a la imagen del comandante en medio de un fuerte aguacero entre miles de seguidores en octubre de 2012. Era el cierre de campaña, vestía una camisa azul y una camiseta roja. Era la imagen de un hombre fuerte, grande, que paradójicamente luchaba por su vida, recuerda Hernández Navarro, en lo que fue la penúltima vez que derrotó a la derecha en Venezuela; digo la penúltima porque, como el Cid Campeador, la volvió a derrotar después de su muerte.

 

Al igual que quienes lo antecedieron en el uso de la palabra, coincidió en el cambio que significó para América Latina la presencia de Hugo Chávez, un hombre culto que le dio a la región expectativas en un futuro que había perdido a manos de las políticas neoliberales.

 

La embajadora de Argentina, así como los diplomáticos de Cuba y Bolivia, quienes compartieron la mesa redonda con el embajador de Venezuela, Hugo José García, se refirieron también a la forma en que privilegió la incorporación de los venezolanos más humildes en las decisiones que cambiaron el rostro de Venezuela, esa sociedad que irrumpió violentamente en las decisiones de gobierno, acotó Hernández Navarro.

 

Gilberto López y Rivas, del Instituto Nacional de Antropología e Historia y colaborador de este diario, afirmó que parte del legado de Hugo Chávez fue el sentimiento y la conciencia de patria, que introdujo en el ejército, la sociedad y la propia clase política, y el continuo hostigamiento a la oligarquía venezolana, que ha dejado ver en todo momento su cara racista y parafascita. A cada golpe de la derecha, él radicalizaba los procesos de cambio con el pueblo como protagonista de la transformación.

 

 

[Tomado de La Jornada]

 



Noticias y reseñas

Enlaces